Series por el Mundo

Una misión que puede hacer estallar una guerra, en ‘Crisis’


La última misión encomendada por Gibson a uno de los padres, no es una misión normal. Y es que mientras Finley y Dunn interrogan a Emma Vries, que les cuenta el ataque del último capítulo, y que Kyle mato al agente Hurst. Gibson, con la ayudan ahora de Clarenbach sigue adelante con su misión, sin importarle las consecuencias.

La siguiente fase, dejar los sistemas del país inoperativos para ganar tiempo, para ello llama a Sya Liao, la madre de uno de los rehenes, espía del gobierno chino. Lo que quieren es muy fácil, que ponga en circulación un virus informático que ella tiene en su poder. Ese virus deja todos los sistemas de comunicaciones de Washington inoperativos. Lo que podría empezar una guerra entre USA y China.

Al principio, eso es precisamente lo que el presidente quiere hacer, hasta que Finley y Dunn le convencen de que el gobierno chino puede no estar implicado y ser obra de uno de los padres. Y no se equivocan, claro está. Finley y Dunn van a casa de los Liao pero ya es demasiado tarde, la madre ya no está allí. Aunque por la abuela consiguen la dirección de una casa segura del gobierno chino, antigua iglesia abandonada  y allí la encuentran, y la convencen de que revierta el proceso del virus a cambio de protección contra la ejecución de su gobierno. Ella accede y las cosas vuelven a su cauce.

Por otro lado las cosas entre el jefe del FBI y Widener están al rojo vivo, y se ponen aun más calientes cuando Olsen le da al presidente motivos más que fundados para sospechar de Widener. Mientras tanto en la casa, Ian descubre el pasadizo secreto entre el baño y la cocina… justo a tiempo de descubrir que el padre de Beth Ann es el secuestrador, cuando lo descubre ejecutando al hijo de la señora Liao al fracasar. El capítulo termina con una llamada de Gibson a Widener: “voy a por ti, despídete de todo lo que amas mientras puedas”.


Etiquetas:, ,