Series por el Mundo

Telecinco estrena este lunes la segunda temporada de ‘Criadas y Malvadas’


Luchan por salir adelante y hacer realidad sus sueños mientras trabajan como asistentas para las familias más ricas de Beverly Hills. Testigos del melodramático universo que envuelve a sus jefes, las cinco mujeres latinas de “Criadas y Malvadas” conocerán sus nuevas infidelidades y oscuros secretos, que tratarán de proteger a toda costa, en la segunda temporada de la serie, que Telecinco estrenará el próximo lunes 21 de julio en prime time. Eva Longoria, productora ejecutiva de la ficción junto a Marc Cherry (“Mujeres desesperadas”), debuta como directora al frente del capítulo inaugural de este drama de ABC Studios.

Protagonizada por Ana Ortiz (“Betty”), Dania Ramírez (“Héroes”), Roselyn Sánchez (“Sin rastro”), Judy Reyes (“Scrubs”) y Edy Ganem (“Like Crazy”), la nueva temporada de la ficción recibirá a nuevos personajes como la madre de Genevieve Delatour, la asistenta de la familia Deering y el nuevo guardaespaldas de los Powell, a quienes interpretarán June Squibb (“A propósito de Schmidt”) Joanna P. Adler (“Orange is the New Black”) y Dominic Adams (“Romancing the Joan”), respectivamente.

Tras el esclarecimiento del asesinato de Flora en el final de la pasada entrega de capítulos, inesperados acontecimientos marcarán la vida de las cinco asistentas: la celebración del juicio de deportación de Rosie, el desgaste de la relación de Zoila con su hija Valentina, el falso compromiso de Carmen con Alejandro y el noviazgo de Marisol con un misterioso millonario.

Nuevos profesionales se unen al servicio

Lleva trabajando desde los 19 años como asistenta y su profesionalidad y discreción la han convertido en la empleada de confianza de Nicholas Deering (Mark Deklin, “Justice”, “Hawaii 5.0”), enigmático millonario y nuevo novio de Marisol. Opal, personaje interpretado por Joanna P. Adler (“Orange is the New Black”, “Un crimen perfecto”, “Ley y orden”), está convencida de que su jefe todavía no está preparado para enamorarse tras el suicidio de su esposa Dahlia, por lo que tratará de boicotear su relación sentimental con la antigua criada de los Stappord. Infructuosos serán los esfuerzos de Marisol para ganarse a Opal, que con su menosprecio le hará saber que no es bien recibida en la residencia de los Deering.

Preocupados ante la oleada de recientes asaltos perpetrados en las lujosas residencias de Beverly Hills, Evelyn y Adrian Powell deciden contratar a Tony Bishara, a quien da vida Dominic Adams (“Romancing the Joan”, “Futurestates”, “Telstar: The Joe Meek Story”). Apuesto y atlético, el exagente del Mossad despertará el interés de Evelyn. Cuando un grupo de ladrones irrumpe en su hogar en medio de una velada, Adrian pide a Bishara que trabaje como guardaespaldas de su familia.

Junto a estas incorporaciones, “Criadas y malvadas” acogerá en su segunda temporada la intervención estelar de June Squibb (“A propósito de Schmidt”, “Esencia de mujer”), nominada al Oscar a la Mejor Actriz Secundaria por su interpretación en “Nebraska” en 2014. Encarnará a Velma Mudge, la anciana madre de Genevieve Delatour. Madre soltera en la década de los 50, trabajó duro para sacar adelante a sus hijos. Debido a su franqueza y a sus toscos modales, Genevieve no desea que la visite, pero ella se presentará en su hogar decidida a que su hija no olvide sus orígenes.

Meses después de trabajar para el matrimonio Stappord y de conseguir esclarecer el crimen de Flora, Marisol Duarte (Ana Ortiz) vive un dulce momento: se ha enamorado de Nicholas Deering, un encantador y carismático millonario a quien conoció en una librería y con quien acaba de comprometerse. Lo que Marisol ignora es que su novio le oculta un oscuro secreto.

Al igual que su amiga Marisol, Carmen Luna (Roselyn Sánchez) disfruta de una acomodada vida en su papel de falsa novia del cantante Alejandro Duarte. Acudir junto a él a importantes eventos sociales será el principal cometido de la decidida puertorriqueña, que verá peligrar su estatus cuando aparece un antiguo amor de la estrella del pop.

Muy distinta es la situación de Rosie Falta (Dania Ramírez), que tras ser detenida por los agentes de Inmigración, espera que se celebre el juicio en el que se determinará si será expulsada de los Estados Unidos. Cuando la vista se aplaza seis meses, la atractiva mexicana informa a sus jefes, Peri y Spence, a quienes poco después deja para trabajar como empleada de la familia Miller.

Por otra parte, Zoila del Barrio (Judy Rees) y su hija Valentina Díaz (Edy Ganem) comienzan a distanciarse. A su vuelta de África, Valentina abandonará la mansión de los Delatour para entrar al servicio de los Powell. La joven, que ya no se siente interesada en Remi, iniciará un romance con Ethan, el hijo de Opal. A diferencia de su hija, Zoila atraviesa un bache sentimental: su matrimonio con Pablo hace aguas y no encuentra fuerzas para seguir adelante.

En los primeros capítulos

Primer capítulo

Tres meses después de los últimos acontecimientos, Marisol ha encontrado un nuevo amor. Cuando Peri descubre que Rosie ha regresado a Estados Unidos, hace todo lo posible por mantener alejado a Spence de la atractiva empleada doméstica. Entretanto, Zoila descubre gracias a Genevieve que Valentina ha vuelto de su viaje a África. Carmen y Alejandro, por su parte, prosiguen con la farsa de su relación sentimental, situación que desespera a Odessa. Tras un traumático evento en casa de los Powell, Adrian y Evelyn contratan al apuesto Tony como guardaespaldas.

Segundo capítulo

Cuando Carmen ve amenazada su relación con Alejandro por un antiguo amor del cantante, hace todo lo posible para asegurarse de que su carrera siga adelante. Por otra parte, Zoila interfiere en el trabajo de su hija Valentina, mientras apenas presta atención a los crecientes problemas con su marido Pablo. Rosie comienza a trabajar en la casa de Kenneth Miller, el patriarca de una familia disfuncional, mientras que Marisol trata de hacer las paces con Opal. Peri, por su parte, insiste a Spence en que ambos deben proseguir con su matrimonio.