Series por el Mundo

El Capitán Chandler debe hacer frente a una sublevación en ‘The Last Ship’


Los problemas le crecen, como los enanos, al Capitán Chandler esta semana en ‘The Last Ship’.

Por un lado, las primeras pruebas de la vacuna contra el virus son infructuosas, como suele pasar en cualquier proceso científico, como bien le informa la buena doctora al capitán. Este le sugiere que se deshaga de los monos muertos de noche, para que la tripulación no se entere.

Y es que el desanimo está empezando a hacer mella entre los miembros del Nathan James y el capitán se ve obligado a enviar un mensaje de ánimo a la tripulación. Sin embargo cuando la tripulación descubre que las pruebas fallan el ambiente se empieza a caldear.

No beneficia que uno de los tripulantes que bajo en Costa Rica enferma, e inmediatamente se sospecha que sea el virus, por lo que pese a todo, Chandler se ve obligado a establecer la alarma biológica hasta que se descubre que no está infectado. Otra que se lleva una buena reprimenda de Chandler es la novia del marine, también miembro de la tripulación.

Por otro lado, Quincy le ha estado comiendo la cabeza a su compañero de ajedrez, que a su vez ha estado contagiando a sus compañeros. Todo ello hace que Chandler se enfrente a una sublevación y dieciséis hombres quieran abandonar el barco. Lo sorprendente es cómo afronta Chandler el problema.

Reúne a toda la tripulación en la cubierta del barco, en primer lugar les pone mensajes de socorro de algunos de los pocos supervivientes. A continuación los lleva al laboratorio para que la doctora Scott les explique lo que está haciendo. Por último les dé a los sublevados hasta el día siguiente al amanecer para pensar si siguen queriendo irse.

Solución al problema, los marineros terminan pidiendo re enlistarse, y Chandler termina quitándole las partidas de ajedrez a Quincy.


Etiquetas:,