Series por el Mundo

Análisis del 1×11 de ‘Extant’: por fin la respuesta a la gran pregunta ¿porqué Yasumoto necesita al bebe?


Carrera contrarreloj, en eso se ha convertido para Yasumoto el encontrar al bebe de Molly. Y es que de eso depende su vida.

Y por ello manda atacar a Sparks, mientras que llama a Molly para pedirle el bebe a cambio de la vida de Ethan y John.  Mientras Sparks escapa con su ex mujer y el bebe (que ellos creen es su hija Katie) hasta que la ex de Sparks se vuelve contra él y lo deja, justo antes de que Molly lo encuentre en un motel.

Mientras intentando salvar a Ethan, John lo envía a casa en compañía de Odin. Gran error, Odin se aprovecha de la confianza que Ethan tiene en él para quitarle las baterías y plantar una bomba que el controla en su interior antes de volver a activarlo.

Mientras John descubre el secreto de Yasumoto cuando escucha una conversación con uno de sus sirvientes. Pero quien llega al fondo de todo es Molly, que lo llama para hacer el intercambio y agentes de la ISEA acaban deteniéndolo, y más tarde Molly interrogándolo.

Yasumoto era un pobre minero que trabajaba para una compañía minera cuando un día cayó a un pozo. Cuando creía que iba a morir, de repente descubre un meteorito con una sustancia, cuando su cuerpo entra en contacto con la sustancia, su cuerpo empieza a recuperarse de las heridas.

La compañía para la que Yasumoto trabajaba le pagó una sustanciosa indemnización para que no denunciase la negligencia, y el empleo el dinero para financiar misiones como la de Molly o la hija de Sparks. En la que según él, descubrieron la fuente de la vida eterna.

Sin embargo, el tiempo se agota, porque la sustancia que Yasumoto pudo recuperar de la cueva en la que cayó se está agotando y necesita al bebe de Molly para reproducirla. Y lo más inquietante, le quedan sólo 8 días de vida, y a lo largo de su conversación con Molly vemos como va envejeciendo a pasos agigantados. Y el capitulo acaba con el bebe de Molly escapando de un accidente de coche con la ex de Sparks.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!


Etiquetas:,